LA COMUNICACIÓN CON EL ENFERMO DE ALZHEIMER

Купить СНПЧ А7 Кемерово, оперативная доставка

Introducción

 

No recordar los eventos recientes y la dificultad para realizar las tareas familiares son uno de los síntomas iniciales de la enfermedad de Alzheimer. Esta incapacidad para recordar los hechos recientes nos resulta incomprensible, pues la persona parece recordar con claridad lo sucedido tiempo atrás. Adicionalmente nuestro ser querido puede experimentar también: confusión, cambios de personalidad y comportamiento, dificultad para encontrar palabras, organizar pensamientos, seguir instrucciones, etc.


Que tan rápido suceden estos cambios varía de persona a persona, pero la comunicación es un problema común asociado a esta enfermedad. La persona afectada no puede hacerse entender o no entiende lo que los otros le dicen. Sustituye muchas veces una palabra por otra que suena en forma similar a la que no puede recordar. Trata de describir los objetos que no puede nombrar o inventa nuevas palabras para expresar sus pensamientos o describir las cosas. Muchas veces repetirá la palabra que recuerda para eventos diferentes. Toda mezcla de situaciones lo harán sentirse sorprendido y confundido.

 

En ocasiones podemos llegar a pensar que no colabora cuando el hecho es que simplemente no puede entender lo que tratamos de decirle. Tanto usted como él podrán sentirse frustrados o deprimidos. Nuestro familiar podrá también sentirse temeroso. Sin embargo, debemos tener en cuenta que él puede estar entendiendo más de lo que logra expresar y por esta razón nunca debemos referirnos a él como si no existiera.

 

A medida que la enfermedad progresa, la persona afectada estará más incapacitada para comunicarse y para hablar. La comunicación no verbal, una caricia, una sonrisa será nuestra forma de comunicación, siendo el afecto y el cariño nuestra principal herramienta. Cada persona afectada y su familia es un mundo. Es probable que usted ya haya implementado algunos de los consejos que aquí incluimos o lo que es mejor aún encuentre muchos que le sena útiles.

 

 

¡Ayudar a alguien a comunicarse requiere de mucha paciencia y comprensión!

 

 

 

 

Sugerencias para ayudarlo

 

Ø Háblele en forma pausada y amable. Mírelo a los ojos, tóquelo y dígale que lo está escuchando. No olvide utilizar un tono bajo de voz que denote calma, recuerde que la persona con Alzheimer puede sentir emociones.

 

Ø Inicie la conversación identificándose con su nombre y diríjase a él por su nombre buscando orientarlo y ganar su atención. Utilice nombres en vez de “él” o “ella” cuando se refiera a alguien.

 

 

Ø Demuéstrele interés en lo que habla o expresa. Preste atención a su voz y a sus gestos. Muchas veces sus emociones son más importantes que lo que trata de decir.

 

Ø Si no esta prestando atención a lo que se le habla, inténtelo unos minutos después.

 

Ø Si no puede expresarse verbalmente no insista, pues esta situación genera angustia.

 

Ø Proporciónele siempre instrucciones claras y sencillas paso por paso. Sea positivo y brinde confianza a la persona. Elógielo siempre por sus logros y éxitos.

 

Ø Haga sólo una pregunta a la vez y déle tiempo para responder. Apresurarlo a contestar lo confundirá.

 

Ø Si va a repetir una pregunta o información, trate de utilizar las mismas frases o palabras que utilizó anteriormente.

 

Ø Evite la confusión, la distracción y el ruido al máximo. Cualquier agitación por pequeña que parezca como visitas, risas o reuniones sociales lo confundirán aún más.

 

Ø Si su familiar tiene dificultad para encontrar la palabra correcta, le resultará menos frustrante que se le diga en vez de dejarlo luchar por encontrarla.

 

Ø Demuéstrele su interés en comunicarse dibujándole, señalándole o tacando las cosas. Haga uso de imágenes, recuerde que su imaginación es una herramienta muy valiosa.

 

Ø Cree un ambiente de alegría en su vida por medio de actividades que le brinden motivos para comunicarse tales como ver álbumes de fotos familiares, escuchar las canciones de su “época”, etc.

 

Ø Trátelo siempre con dignidad y respeto.

 

Ø Use expresiones para confortar y no para controlar. Trate de identificar los sentimientos en lugar de discutir con los hechos.

 

Ø Ignore sus estados de agresividad. Enfrentándolo empeorará la situación. Propóngale o acompáñelo en otra actividad.

 

Ø Acepte que las habilidades perdidas se han ido para siempre. Sin embargo, la persona actuará más fácilmente si se le da información en forma repetida y amble de acuerdo a su capacidad.

 

Ø No discuta ni lo regañe. Recuerde que sus conductas no son causadas por terquedad sino que se trata de reacciones que él no puede controlar. No actúa por obstinación ni intencionalmente. No olvide que discutir aumentará su confusión y contribuirá a que se descontrole y desubique.

 

 

 

La persona con Alzheimer puede entender más sus manifestaciones de cariño que las palabras.

 

 

Para recordar:

 

Tomarlo de la mano, acariciarlo, darle una palmadita afectuosa, besarlo, abrazarlo o simplemente sentarse a su lado y hacerle compañía, son maneras muy importantes de continuar la comunicación.

 

El también hará uso de su comunicación no verbal para expresar sus sentimientos. Las personas se comunican tanto con palabras como con gestos de la cara, las manos, el cuerpo en general.

 

 

Todos utilizamos sin pensarlo, una forma no verbal de comunicación.

 

 

 
 
 

Algunos apartes fueron tomados parcialmente de:

“Comumunicating with the Alzheimer patient” Alzheimers Assiciation.

“Cuando el día tiene 36 horas” Nancy L. Macc. Meter V. Rabins