CONSENSO DE EXPERTOS SOBRE EL TRASTORNO BIPOLAR

Купить СНПЧ А7 Кемерово, оперативная доставка

Guía para los pacientes y su Familia

Este es un material informativo tomado y modificado de Journal Clinical Psychiatry, suppl 12Am 1996.

Si a usted o alguien de su familia le ha sido diagnosticado un Trastorno Bipolar, usted puede sentir que es la única persona que se está enfrentando a esa enfermedad. Pero usted no está solo. El 1,2 % de la población adulta tiene Trastorno Bipolar, también conocido como enfermedad maníaco depresiva. Afortunadamente existen tratamientos disponibles muy efectivo en estabilizar su humor y ayudarlo a desarrollar y mantener una vida satisfactoria y productiva. Acá están las respuestas a la mayoría de las preguntas que comúnmente se hacen sobre el Trastorno Bipolar.
 
¿QUÉ ES EL TRASTORNO BIPOLAR?

¿Por qué es una enfermedad?

Todos tenemos altos y bajos en el humor; la felicidad, tristeza y enojo son emociones normales y un componente esencial de la vida diaria. En contraste, el Trastorno Bipolar es una enfermedad médica de la cuál las personas tienen un humor oscilante fuera de proporción, o sin relación con las cosas que están ocurriendo en su vida.

Estas oscilaciones afectan los pensamientos, sentimientos, salud física, comportamiento y el funcionamiento. El Trastorno Bipolar no es su falta (falla), no es el resultado de una personalidad “débil” o inestable. Es un trastorno médico tratable para el cual hay medicamentos específicos que pueden ayudar a las personas.

¿Cuándo comienza el Trastorno Bipolar?

Comienza generalmente en la adolescencia o adultez temprana, pero puede comenzar a veces en la infancia o tardíamente a los 40 o 50 años. Cuando alguien mayor de 50 años tiene un episodio maníaco por primera vez, generalmente es debido a una causa que imita al Trastorno Bipolar como puede ser una enfermedad neurológica, efecto del alcohol y drogas o de algunos medicamentos.

¿Por qué es importante diagnosticarlo y tratarlo lo más tempranamente posible?

Como promedio, las personas con Trastorno Bipolar ven a 3 o 4 doctores y permanecen cerca de 8 años buscando tratamiento antes de recibir un diagnóstico correcto.

El diagnóstico temprano y el tratamiento apropiado pueden ayudar a las personas a evitar lo siguiente:

Suicidio: El riesgo es mayor en los años iniciales de la enfermedad.

Abuso de alcohol y drogas: Más del 50% de los pacientes con Trastorno Bipolar abusan del alcohol o de drogas durante su enfermedad.

Problemas maritales y laborales: El tratamiento temprano mejora la perspectiva para un matrimonio estable y un trabajo productivo.

Dificultades en el tratamiento: Hay evidencias que cuánto más episodios tenga una persona más difícil será tratar el siguiente episodio y tendrá frecuentemente más episodios (esto es referido como “encendido, por ej.: una vez que se enciende el fuego y se extiende es más difícil apagarlo).

Tratamiento incorrecto, inapropiado o parcial: Las personas erróneamente diagnosticadas como portadoras de depresiones solamente, en lugar de Trastorno Bipolar, pueden ser incorrectamente tratadas solo con antidepresivos sin medicación estabilizadora el ánimo. Esto puede ocasionar episodios maníacos empeorando la evolución de la enfermedad.

¿Es hereditario el Trastorno Bipolar?

El Trastorno Bipolar tiende a repetirse en las familias.

Los investigadores han identificado un número de genes que están ligados al trastorno, sugiriendo que varios problemas bioquímicos diferentes pueden estar ocurriendo en el Trastorno Bipolar (así como existen diferentes tipos de artritis).

Sin embargo, si usted tiene un Trastorno bipolar y cónyuge no lo tiene, solamente hay una probabilidad de 1 en 7 que su niño pueda desarrollarlo. Las chances pueden ser mayores si usted tiene un número de familiares con Trastorno Bipolar o depresión.

¿Qué causa el Trastorno Bipolar?

No hay solamente una causa del Trastorno  Bipolar, pero las investigaciones sugieren fuertemente que con frecuencia es un problema hereditario relacionado a la falta de estabilidad en la transmisión de los impulsos nerviosos en el cerebro.

Este problema bioquímico hace que las personas con Trastorno Bipolar sean más vulnerables al estrés emocional y físico.

Si hay un contratiempo en la vida, uso de sustancia, falta de sueño u otras estimulaciones excesivas, los mecanismos cerebrales normales para restaurar el funcionamiento adecuado no siempre trabajan apropiadamente.

Esta teoría de una vulnerabilidad neurobiológica interactuando con estresares ambientales es similar a otras propuestas para muchas otras enfermedades médicas como las enfermedades cardíacas. El tratamiento se centra entonces en tomar las medicaciones correctas y en hacer cambios en el estilo de vida para reducir los riesgos de nuevos episodios.

¿Cuáles son los síntomas del Trastorno Bipolar?

En el curso del Trastorno Bipolar pueden ocurrir 4 tipos de episodios del humor.

1.- Manía (episodio maníaco)

La manía frecuentemente comienza con una sensación agradable de un aumento de la energía, creatividad y desenvoltura social, sentimientos que pueden hacer una escalada rápida y salirse de control dentro del episodio maníaco pleno. Las personas con manía típicamente pierden autocrítica, negándose a que algo ande mal, enojándose con cualquiera que le señale el problema. En el episodio maníaco están presentes los siguientes síntomas por lo menos durante una semana:

1 – Sentimientos inusuales de gran euforia o irritabilidad (o lo ven de esta manera las personas que lo conocen muy bien).

2 – Además, por lo menos cuatro (y frecuentemente casi todos) de los siguientes:

Ø Disminución de la necesidad de dormir permaneciendo con gran cantidad de energía.

Ø Hablar muy rápido de manera que los otros no pueden seguir lo que quiere decir.

Ø Los pensamientos están acelerados y sin control.

Ø Distraerse fácilmente, cambiar la atención entre muchos temas en pocos minutos

Ø Tener sentimientos crecientes de poder, grandeza o importancia.

Ø Hacer cosas imprudentes sin tomar en cuenta las posibles malas consecuencias, como gasto de dinero exagerado, indiscreciones sexuales o inversiones económicas alocadas.

Ø En los casos severos puedan, además, tener síntomas psicóticos como alucinaciones (oír o ver cosas que no están allí) o delirio (creencias inamovibles de cosas que no son verdaderas).

2.- Hipomanía (Episodio Hipomaníaco)

Es una forma menor de la manía, con síntomas similares pero menos severos, con menor repercusión en la vida del paciente. La persona tiene un ánimo elevado, se siente mejor que lo habitual y está más productiva. Como generalmente la persona se siente bien y en la búsqueda de éstos estados puede dejar su medicación y este es un precio muy caro ya que lo conducirá a la manía o a la depresión.

3.- Depresión (Episodio Depresivo Mayor)

Los siguientes síntomas están presentes durante por lo menos dos semanas generando dificultades en el funcionamiento.

1 – Sentimientos de tristeza, desánimo o pena, o pérdida de interés en las cosas que normalmente disfruta.

2 – Además, por lo menos 4 de los siguientes:

Ø Dificultad para dormir o dormir demasiado.

Ø Pérdida de apetito o comer demasiado.

Ø Problemas para concentrarse o tomar decisiones.

Ø Sentimientos de enlentecimiento o de gran inquietud como para permanecer sentado.

Ø Sentimientos de inutilidad o culpa excesiva o tener muy baja la autoestima.

Ø Pérdida de energía o sentirse cansado todo el tiempo.

Ø Pensamientos de suicidio o muerte.

Ø Las depresiones severas pueden incluir alucinaciones o delirio.


4.- Episodio Mixto

Quizá los episodios más incapacitantes son éstos que tienen síntomas de manía y depresivos ocurriendo al mismo tiempo o alternándose frecuentemente durante el día. Usted está inquieto o agitado como en la manía pero también se siente irritable y deprimido en lugar de sentirse en la cima del mundo.

¿Cuáles son los diferentes patrones del Trastorno Bipolar?

Las personas tienen diferentes tipos de episodios y la frecuencia de los mismos varía. Algunos tienen igual número de episodios maníacos y depresivos, otros tienen mayormente un tipo de episodio. El promedio son cuatro episodios durante los primeros diez años de la enfermedad. Los hombres comienzan más frecuentemente con una manía y las mujeres con depresión. Sin tratamiento las personas tendrán episodios más frecuentemente.

Algunas veces éstos tienen patrón estacional (por ejemplo hipomanía en verano y depresión en invierno). Un pequeño número de personas ciclan frecuentemente en el año o aún continuamente.

Los episodios pueden durar días, meses o a veces años. La duración promedio de los episodios maníaco e hipomaniaco sin tratamiento son pocos meses, mientras que los episodios depresivos duran seis meses o más. Algunas personas se recuperan completamente luego de los episodios y pueden permanecer por años sin síntomas, mientras otros pueden continuar teniendo síntomas suaves de depresión o leves oscilaciones hacia arriba y abajo.

Los siguientes términos se utilizan para describir los patrones o tipos del Trastorno Bipolar.

v Bipolar I.

Son aquellos que tienen episodios maníacos o mixtos además de los depresivos. Si usted comenzó la enfermedad con una manía es considerado un Trastorno Bipolar I, esto significa que en el futuro usted podrá tener nuevos episodios depresivos tanto como maníacos, a menos que reciba tratamientos efectivo.

v Bipolar II.

La persona tiene solamente episodios hipomaníacos y depresivos, no tiene manías ni episodio mixto. Este trastorno es difícil de diagnosticar porque muchas veces la hipomanía no es reconocida por el paciente y esto es un problema ya que será incorrectamente tratado sólo con antidepresivos y esto llevará a gatillar episodios de mayor entidad y/o ciclos más frecuentes.

v Ciclador Rápido.

La persona tiene, por lo menos, 4 episodios en un año en cualquier combinación de manía, hipomanía, mixto o depresivo. Un 5 al 15 % de los pacientes con Trastorno Bipolar tienen éste patrón de episodios.

v Trastorno Esquizoafectivo.

Se describe con este término una condición que en algunos aspectos se superpone con el Trastorno Bipolar. En ella los pacientes presentan síntomas psicóticos (alucinaciones o delirio) durante el tiempo en que los síntomas depresivos o maníacos están bajo control, a diferencia del Trastorno Bipolar en el que estos síntomas si existen, desaparecen cuando se controlan los síntomas del humor.

¿CÓMO SE TRATA EL TRASTORNO BIPOLAR?

Fases del tratamiento.

à Fase aguda del tratamiento. El objetivo es terminar el episodio agudo en curso.

à Tratamiento preventivo. La medicación se continúa a largo plazo para prevenir nuevos episodios.

Componentes del tratamiento.

· Medicación. Prescripta para el episodio agudo y la fase preventiva.

· Educación. Esencial para ayudar al paciente y su familia a manejarse de la mejor manera para resolver problemas y evitar complicaciones.

· Psicoterapia. Ayuda al paciente y su familia a manejar problemas y situaciones de estrés, no debe ser usada sola sino en combinación con la medicación. (excepto en situaciones especiales como el embarazo).

MEDICACIÓN

Los medicamentos más importantes para el tratamiento del Trastorno Bipolar son los estabilizadores del humor y los antidepresivos. Su doctor puede indicarle otros medicamentos para tratar el insomnio, la ansiedad, la inquietud o los síntomas psicóticos.

¿Qué son los estabilizadores del humor?

Son medicamentos usados para mejorar los síntomas maníacos, hipomaníacos o mixtos y algunas veces pueden disminuir los síntomas de la depresión. Son los medicamentos más importantes para prevenir nuevos episodios ya sea maníacos como depresivos.

En nuestro país existen:

    * Litio – Teralithe* - y otras marcas.
    * Valproato-Depakene* - y otras marcas. Divalproato-Valcote*
    * Carbamazepina – Tegretol* - y otras marcas.


Afortunadamente los tres tienen acciones químicas diferentes en el organismo; si uno no fue efectivo para usted o tuvo muchos efectos indeseables se puede cambiar o combinar con otro.

Para estos 3 estabilizadores, se utilizan exámenes de sangre para determinar la dosis correcta y segura.

Elección de un estabilizador del humor para episodio maníaco.

Los medicamentos de primera línea son el Litio, el Valproato y el Divalproato. En la elección el Doctor tendrá en cuenta cuál de estas fue efectiva en el pasado para usted o cuál tuvo efectos indeseables menos importantes. Otra condición es el subtipo de Trastorno Bipolar que usted tiene: los expertos prefieren el Litio para pacientes con humor eufórico y Valproato o Divalproato para lo que tienen síntomas mixtos (episodios maníacos con humor irritable o muy infeliz) o para pacientes que son cicladotes rápidos.

Generalmente los efectos beneficiosos se ven en pocas semanas; si esto no es así su médico podrá cambiar por otro estabilizador o combinarlo. La carbamazepina también puede ser útil especialmente para episodios mixtos o cicladotes rápidos.

Elección de medicamentos adicionales para el episodio maníaco.

Dos tipos de medicamentos son usados para el insomnio y la agitación durante el episodio maníaco:

· Ansiolíticos como lorazepan, alprazolan y clonazepan.

· Antipsicóticos como el haloperidol o la risperidona.

Estos medicamentos adicionales pueden ser necesarios porque el efecto de los estabilizadores puede tardar algunas semanas mientras los ansiolíticos y antipsicóticos actúan rápidamente. Pueden usarse por vía oral o inyectable. Si usted tiene una manía muy severa que le impide reconocer sus síntomas o su enfermedad y por ello se niega a recibir medicación, los inyectables podrían ayudarlo literalmente a salvar su vida previniendo que usted actúe impulsivamente, irracionalmente o en forma peligrosa.

Ambos, ansiolícos y antipsicóticos, pueden producirle efectos secundarios como sueño. Los antipsicóticos pueden producirle contracturas musculares u otros efectos. Si esto ocurre dígale a su médico para que ajuste la dosis o lo ayude agregando otra medicación. Cuando usted se recupere las dosis de estos fármacos se irá disminuyendo pudiendo suspenderlos en pocas semanas o meses.

Elección de un antidepresivo.

Aunque los estabilizadores del humor, especialmente el litio pueden ayudar a tratar la depresión, generalmente se requerirá un antidepresivo para tratar el episodio depresivo.

Siempre el antidepresivo debe administrarse junto con un estabilizador para evitar que se produzca un viraje del humor produciéndose una hipomanía o manía.

Los antidepresivos usualmente tardan varias semanas en llegar a efectos plenos, no se desanime si no ven efectos enseguida. Aunque la mayoría de los pacientes mejoran con el primer antidepresivo administrado, algunas veces son necesarios dos o tres ensayos hasta encontrar el antidepresivo correcto para usted. Mientras se espera el efecto del antidepresivo, su doctor podrá administrarle medicación sedativa, para ayudarlo con el insomnio, la ansiedad o la agitación.

Luego de su recuperación, el médico lo ayudará en discontinuar el antidepresivo.

La mayoría de los expertos consideran que los antidepresivos adecuados para el trastorno bipolar son:

· Bupropion (no existe en nuestro país)

· Inhibidores de la recaptación de serotonina que están disponibles en nuestro país:

Fluoxetina – Prozac* - y otras marcas.

Sertralina – Zoloft*- y otras marcas.

Citalopram – Seropram*-

Paroxetina- Arropax*-

Fluvoxamina – Dumirox*-

Si estos no funcionan los otros antidepresivos son:

· Mirtazapina – Remeron*-

· Inhibidores de l a Monoaminooxidasa:

A.- De primera generación: Fenelzina (puede ser muy efectiva si otros antidepresivos no lo fueron, ero tiene efectos indeseables que requieren una dieta especial); B.- De segunda generación (sin los efectos indeseables de los primeros): Moclobemida-Aurorix* - y otras marcas.

· Antidepresivos tricíclico:

Amitriptilina – Sarrotes* - y otras marcas.

Imipramina – Tofranil* - y otras marcas.

Nortriptilina – Altilev*-

Clorimipramina – Anafranil*- y otras marcas,

Mprotilina – Ludiomil*- y otras marcas.

Los tricíclicos se asocian con mayor frecuencia de efectos secundarios, cambios del humor (virajes) y ciclo rápido.

· Inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina y noradrenalina:

Venlafaxina – Effexor* - y otras marcas.

**Las marcas citadas corresponden a los productos originales.

Terapia Electroconvulsiva (TEC)

A pesar de toda la propaganda en contra de la TEC, ésta puede salvar su vida. Puede ser la forma más segura y efectiva de tratamiento de la depresión psicótica. Se utiliza cuando usted está tan gravemente enfermo que no puede esperar el tiempo necesario que requiere la medicación, o cuando usted ha sido tratado con varios antidepresivos sin tener éxito o cuando existen condiciones médicas o embarazo donde es menos seguro utilizar fármacos.

Recuerde, la TEC es muy segura y más confortable que lo que muestran las películas y puede ser extremadamente efectiva. Como todos los tratamientos, la TEC tiene efectos secundarios, usualmente hay problemas de memoria por un corto período. La mayoría de los pacientes sienten el beneficio de aliviarse de una severa y larga enfermedad que no remitió con otros tratamientos.

Acerca de la internación

La internación puede ser necesaria para prevenir comportamientos autodestructivos, impulsivos o agresivos que posteriormente la persona rechaza. Generalmente es breve, por pocas semanas. Los pacientes maníacos requieren internación y en general al mejorarse se muestran agradecidos con la ayuda recibida aún cuando en aquel momento no estén de acuerdo. Durante la depresión la internación puede ser necesaria si hay ideas suicidas.

A veces puede ser necesaria por problemas médicos o porque el paciente no puede parar de tomar drogas o alcohol.

Recuerde que cuanto más precozmente se inicie el tratamiento, habrán menos chances de requerir internación.

Medicación para prevención de por vida

El manejo exitoso del Trastorno Bipolar depende en gran medida de la colaboración del paciente y su familia.

Muchas veces usted intentaría dejar por 1) sentirse bien, 2) por extrañar las subidas del humor, 3) por los efectos secundarios. Si usted la deja, seguramente no tendrá un episodio en los días o semanas siguientes pero seguramente tendrá una recaída. No se olvide del modelo del encendido que sugiere que cada episodio empeora las chances de una buena evolución a largo plazo.

A veces el diagnóstico es difícil en el primer episodio y generalmente se retira lentamente la medicación luego de un año; pero si usted tuvo un episodio maníaco y tiene antecedentes familiares o el episodio fue muy severo con gran repercusión en su vida, usted deberá considerar seriamente la posibilidad de tomar medicación a largo plazo o de por vida. Si usted tuvo dos o más episodios maniacos o depresivos los expertos recomiendan tomar medicación de prevención indefinidamente.

¿Cuán efectiva es la medicación preventiva?

Los estabilizadores del humor son la clave  de la prevención. Uno de tres pacientes con Trastorno Bipolar quedará completamente libre de síntomas con estabilizadores de por vida. La mayoría tendrá una gran disminución de la frecuencia y severidad de los episodios.

No se desanime si usted ocasionalmente tiene síntomas depresivos o maníacos, siempre reporte los cambios a su médico inmediatamente ya que un ajuste de la medicación puede volver a normalizar su humor.

A veces se requerirá un aumento del nivel en sangre de su estabilizador o agregar un medicamento. Los ajustes de la medicación son usualmente una parte de la rutina del tratamiento (como los ajuste en las dosis de insulina en la diabetes). Nunca tema reportar cambios en los síntomas, generalmente no requieren cambios dramáticos en el tratamiento.

Tome la medicación como se la indicó su médico, aún si se ha sentido bien durante largo tiempo.

Si usted ha pasado muchos años bien, se sentirá feliz pensando que el Trastorno se ha curado y no necesita más medicamentos. Infortunadamente, los medicamentos no curan el Trastorno y aunque hayan pasado muchos años si usted deja la medicación podrá tener, en algunos meses, una recaída que muchas veces es grave. No existen razones para dejar la medicación salvo excepciones como el embarazo o alguna situación médica que impida el uso de medicamentos. Tampoco éstas son contraindicaciones absolutas en general. En estos casos la discontinuación del tratamiento debe hacerse gradualmente.

Avísele a su doctor sobre los efectos secundarios que usted tiene.

Los medicamentos tienen diferentes efectos secundarios entre sí, y lo que para uno puede ser efecto indeseado como la sedación, para otro puede ser beneficioso si tiene insomnio, por ejemplo.

Los efectos secundarios dependen:

- Del tipo y cantidad de medicación que usted recibe.

- De la química de su cuerpo (incluyendo la pérdida de agua debido al calor).

- De su edad.

- De otros medicamentos que usted tome.

- De otras condiciones médicas que usted tenga.

Cerca de la mitad de las personas que toman estabilizadores del humor tienen efectos indeseables; son comunes si se necesitan altas dosis o combinarlos con otras medicaciones en la fase aguda. Generalmente la disminución de la dosis y del número de medicamentos es suficiente para controlar estos efectos; en algunos casos se requerirá el cambio de la medicación. Es más frecuente que los efectos aparezcan tempranamente al inicio del tratamiento pero algunos pacientes que tomaron litio por años sin problemas comienzan a tener efectos indeseables en la edad avanzada. La carbamazepina o el Valproato pueden ser excelentes alternativas. El Valproato en general tiene menos efectos secundarios a largo plazo.

Si los efectos secundarios son un problema para usted, su médico podrá sugerirle:

- Reducir la cantidad de medicamentos que usted recibe.

- Tratarlo con otro medicamento

- Tomar el medicamento de noche.

Recuerde: cambiar de medicación es una decisión complicada. Es peligroso que usted mismo cambie su medicación.

EDUCACIÓN

Usted y su familia pueden beneficiarse aprendiendo todo lo que sea posible acerca de cómo vivir con el Trastorno Bipolar.

¿Puedo hacer algo para mejorar mi trastorno?

Absolutamente sí. Primero hágase un experto en su enfermedad. Ya que el Trastorno Bipolar es persistente (igual que otras enfermedades médicas como la diabetes) es esencial que usted y su familia aprendan todo sobre el tratamiento, lea libros, pregunte a su médico, participe en grupos. Parte del éxito del tratamiento depende de esto.

Usted puede ayudar a disminuir las oscilaciones del humor o disminuir la severidad de los episodios de la siguiente manera:

- Manteniendo un patrón estable de sueño. Yendo a dormir a una hora fija y levantándose a la misma hora cada mañana. Si usted tiene dificultades para dormir o duerme demasiado avísele a su médico o si va a realizar un viaje a lugares con cambio de horario. Los patrones de sueño irregulares pueden causar cambios químicos en su cerebro y así gatillar episodio del humor.

- Mantenga un patrón regular de actividad, no se vuelva hiperactivo o vuelva su vida muy pesada.

- No use alcohol o dragas; esto desencadena episodios y empeora la evolución de la enfermedad. Si usted tiene problemas con el alcohol o las drogas dígale a su médico y considere la posibilidad de ir a Alcohólicos Anónimos.

- Tenga mucho cuidado con el uso cotidiano de alcohol, cafeína o automedicarse para el resfrío, alergia o dolor. Los medicamentos pueden interferir con el sueño, el humor o su medicamento.

- El apoyo de la familia y amigos puede ayudarlo mucho. Si ellos aprenden sobre su trastorno podrán entenderlo y disminuir el estrés por relaciones conflictivas. La terapia familiar también podrá ayudar.

- Trate de reducir el estrés en su trabajo, recuerde que el primer objetivo debe ser evitar las recaídas; esto aumentará a largo plazo su productividad. Si su trastorno está interfiriendo en su trabajo tome licencia y solicite a su familia que avise a su trabajo que usted no se siente bien.

¿Cuáles son los signos que anuncian un nuevo episodio?

Son variables para cada persona y si el episodio es de exaltación o depresión. Ponga atención en cambios en su patrón de sueño, en su humor, en su energía, autoestima, interés sexual, concentración, optimismo súbito o ganas de nuevos proyectos, pensamientos de muerte o aún cambios en su vestimenta o aseo personal.

Pídale a sus familiares que lo ayuden a identificar estos signos ya que la pérdida de capacidad de autoanálisis puede ser un síntoma.

¿Qué puede hacer cuando usted piensa en dejar el tratamiento?

Es normal tener dudas o sentir malestar ocasional con el tratamiento. Siempre hable de ello con su médico, familia y terapeuta. Si siente que el tratamiento no lo está ayudando o le está causando efectos indeseables no deje de tomarlo ni cambie la dosis de la medicación, esto puede generar síntomas muy difíciles de tratar. Usted puede pedir una segunda opinión, esto puede ser de ayuda.

¿Con qué frecuencia ve al médico?

En el episodio agudo deberá verlo semanalmente o aún diariamente para evaluar síntomas y ajustar dosis. Cuando usted se recupera podrá espaciar las consultas y controlarse cada pocos meses.

Llame a su médico si usted tiene:

- Pensamientos suicidas o violentos.

- Cambios en su humor, sueño o energía.

- Cambios en los efectos secundarios de la medicación.

- Necesidad de usar otros medicamentos.

- Enfermedad médica o quirúrgica, tratamiento odontológico importante o cambios en otros medicamentos que usted toma.

¿Cómo medir el progreso en mi tratamiento?

Si usted es familiar de un paciente con Trastorno Bipolar aprenda las manifestaciones de su enfermedad, tratamiento y signos tempranos de descompensación. Cuando el paciente está bien hable con él y planeen como actuar cundo usted detecte esos signos.

_Estimule al paciente a continuar su tratamiento, a consultar al médico y evitar el alcohol y drogas. Si ve que el paciente no mejora, sugiriéndole hablarlo con su médico o pedir una segunda opinión. Ofrézcale acompañarlo para decirle al médico lo que usted observó.

_Si su pareja tiene un episodio del humo y rechaza su intervención recuerde que no es su persona sino la enfermedad que habla.

_Aprenda sobre los signos del riesgo suicida. Si el paciente le confía sentimientos o planes suicidas, actúe: llame al médico, a la emergencia, busque ayuda. La confidencia es importante pero lo más importante es salvarle la vida.

Explíquele al paciente que esto es un síntoma de la enfermedad y que se irá con el tratamiento.

_Cuando el paciente esté bien planee con él las formas de prevenir las complicaciones de los episodios, por ejemplo, como salvaguardar la economía (tarjetas de crédito, cuentas bancarias) y la vida del paciente (por ejemplo con una internación).

-Si usted está ayudando en el cuidado del paciente en su casa, túrnese con otros miembros de la familia, no debe sobrecargarse una persona en el cuidado.

_Cuando el paciente se esté recuperando trate de evitar los extremos, como expectativas demasiado grandes o pequeñas. No le exija demasiado. Recuerde que estabilizar el humo debe ser el primer objetivo hacia un mejor funcionamiento.

Por otro lado no se vuelva sobreprotector, trate de hacer cosas con él y no por él, así podrá ayudarlo a recuperar su autoconfianza.

-Cuando la persona esté recuperada trátela normalmente, pero esté alerta a los signos precoses de recurrencia de la enfermedad, ya que usted podrá verlo antes que él:

_Ambos, usted y su familia, deberán aprender la diferencia entre un buen día y la hipomanía y un mal día y la depresión. Tener bueno y malos días no son parte de la enfermedad.

_Ayúdese participando en grupos, si estos están disponibles.

PISCOTERAPIA

Puede tener un rol importante en la disminución del estrés que puede desencadenar episodios. Generalmente es más útil para la depresión que para la manía.

Tres tipos de psicoterapia se han demostrado útiles en la depresión:

*Terapia Comportamental. Se focaliza en las conductas para disminuir el estrés y aumentar las experiencias placenteras para mejorar la depresión.

*Terapia Cognitiva. Focalizada en identificar y cambiar pensamientos pesimistas que pueden llevar a la depresión.

*Terapia Interpersonal. Focalizada en las dificultades en las relaciones.

¿Cómo aprovechar su psicoterapia?

-Sea honesto y abierto

-Haga los trabajos que le asigne su terapeuta.

-Déle al terapeuta una referencia de cómo está actuando la psicoterapia.

Durante la depresión la psicoterapia trabaja más lentamente que la medicación y puede tomar dos meses o más; sin embargo sus beneficios pueden mantenerse en el tiempo.

Recuerde que las personas pueden reaccionar diferente a la psicoterapia así como a la medicación.

GRUPO DE APOYO

Son de gran ayuda, ellos proveen aceptación mutua, entendimiento y autodescubrimiento. Pueden aprenderse estrategias exitosas para combatir la enfermedad.