TRASTORNO DE PANICO

Купить СНПЧ А7 Кемерово, оперативная доставка

L
¿Que es un trastorno de pánico?
 
El trastorno de pánico, también denominado trastorno de angustia es un serio problema de salud que puede afectar a cualquier persona y que se caracteriza por ataques de pánico crónicos, repetidos e inesperados (brotes de terror con sensación de estar en peligro cuando no hay motivo alguno para tener miedo). Entre un ataque de pánico y otro, quienes padecen esta enfermedad se preocupan en exceso sobre el momento y el lugar en que sobrevendrá el próximo ataque.
Una vez que una persona sufre un ataque de pánico, por ejemplo mientras maneja un vehículo, hace compras en una tienda llena de gente, o se encuentra dentro de un elevador, pueden crearse miedos irracionales llamados fobias, relacionados con esas situaciones, y comenzará a tratar de evitarlas. Con el tiempo, la necesidad de evitar esas situaciones y el grado de ansiedad por el miedo a otro ataque  pueden llegar al punto en que esa persona que sufre trastorno de pánico no podrá volver a manejar un vehículo, ni siquiera dar un paso fuera de su casa. Cuando llega a este punto, se dice que la persona sufre trastorno de pánico con agorafobia.

os ataques de pánico pueden formar parte de los síntomas de los pacientes que sufren de ansiedad y estos tienen mayores probabilidades de abusar del alcohol, la marihuana o la cocaína.
 
¿A quiénes afecta el trastorno de pánico?
El trastorno de pánico afecta primordialmente a los adultos y adolescentes, pero también puede desencadenarse en la infancia y en los ancianos. La probabilidad de experimentar trastorno pánico es dos veces más alta en las mujeres que en los hombres, y algunas personas pueden estar predispuestas genéticamente a este trastorno.
 
¿Cuál es el origen del trastorno de pánico?
En realidad todavía no es claro el origen o lo que causa el trastorno de pánico. Al parecer este trastorno se presenta en familias, lo que sugiere que por lo menos tiene un base genética. Otras teorías sugieren que pueden haber defectos físicos o desequilibrios químicos en el cerebro. La cafeína, el alcohol y otros agentes también podrían desencadenar los síntomas. También hay teorías que sugieren que las personas que sufren ataques de pánico podrían tener dificultades para metabolizar el lactato, una sustancia que producen los músculos durante el ejercicio.
 
¿Cuáles son los síntomas de un trastorno de pánico?
Cuadno llega un ataque de pánico, lo más probable es que usted sufra palpitaciones y se sienta sudoroso, débil o mareado. Puede sentir cosquilleo en las manos o sentirlas entumecidas y posiblemente se sienta sofocado o con escalofríos. Puede experimentar dolor en el pecho o sensaciones de ahogo, o dolores en el abdomen. Puede creer que está sufriendo un ataque al corazón, que está perdiendo la razón o que está al borde de la muerte. Los ataques pueden durar entre 2 a 10 minutos. En casos raros pueden durar una hora o más.
 
No todos los que sufren ataques de pánico terminan teniendo trastornos de pánico; por ejemplo, muchas personas sufren un ataque y nunca vuelven a tener otro. Sin embargo, para quienes padecen de trastornos de pánico es importante obtener tratamiento adecuado. Un trastorno así, si no se atiende, puede resultar en más complicaciones mentales.
 
Se dice que las personas que sufren cuatro o más ataques de pánico en un período de cuatro semanas sufren del trastorno de pánico.
 
¿Cuál es el tratamiento del trastorno de pánico?
Está plenamente comprobado que con un tratamiento adecuado que puede consistir en psicoterapias, administración de medicamentos o una combinación de ambos; el 70 al 90 por ciento de las personas con trastornos de pánico pueden apreciar una mejoría significativa entre 6 a 8 semanas después de iniciarse el tratamiento.
 
 
Es importante siempre contar con la participación de un médico especialista (Psiquiatra) en el tratamiento de un trastorno de pánico. Él tiene la capacidad de dictaminar el grado de severidad de su enfermedad y la mejor forma de tratarla. Los medicamentos que se han comprobado como seguros y efectivos en el tratamiento del trastorno de pánico son los antidepresivos, asiolíticos y las benzodiazepinas. Las costumbres saludables también pueden ayudar a las personas a superar el trastorno de pánico. El ejercicio, una dieta adecuada y balanceada, el consumo moderado de cafeína y alcohol y aprender cómo reducir el estrés son muy importantes.
 
Este cuestionario es aplicable únicamente para aquellas personas que han sufrido de ataques súbitos de terror sin motivo aparente. Por favor marque a continuación los problemas que tenga.
 
 
Siento dolor en el pecho o que el corazón me        
late  apresuradamente.                                        ______ 
 
Se me hace difícil respirar o siento que me ahogo.     ______
 
Me siento mareado o con mucho sudor.                   ______
 
Tengo problemas en el estómago o sinto deseos
de vomitar.                                                        ______
 
Sufro temblores, escalofríos, estremecimientos y
hormigueo.                                                         ______
 
Me siento fuera de control.                                   ______
 
Me siento como si no fuera real.                            ______
 
Temo que me estoy muriendo o perdiendo la razón    ______
 
 
Si marcó más de uno de estos síntomas, puede ser que padezca de trastorno de pánico. (Referencia: National Institute of Mental Health - octubre 26 2001).