TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA

Купить СНПЧ А7 Кемерово, оперативная доставка

Este material ha sido confeccionado por la Asociacion Americana de Desórdenes de Ansiedad. Nosotros lo tradujimos del inglés al español, adaptándolo a nuestra población con la finalidad de ayudar a pacientes y familiares a comprender lo que padecen.
 
Quienes manejen el inglés y quieran comunicarse directamente con la fuente de origen, pueden hacerlo.
 
Anxiety Disorders Association of America
11900 ParkLawn Drive, Suite 100
Rockville, Maryland 20852-2624
(301) 231-9350
e-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
website: www.adaa.org
 

TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA
 
La ansiedad y la preocupación son parte de la vida diaria.  Ya sea por problemas de trabajo, por la proximidad de un evento deportivo, etc., muchas personas se preocupan aunque sea un poco acerca de estas y otras situaciones.  No sólo la ansiedad es una emoción humana muy común, sino que en cantidades moderadas, puede incluso resultar beneficiosa  para motivarnos por ejemplo para estudiar, para trabajar, etc.
Pero la ansiedad excesiva es mucho más que eso. Es una enfermedad real que puede interferir en la vida y causar incluso malestar físico.  Cuando la preocupación persistente e injustificada se transforma en un sentimiento habitual, la persona puede estar sufriendo un Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG).  Los expertos creen que este trastorno podría ser consecuencia de una combinación de factores biológicos y eventos de la vida.  De hecho, muchas personas con este trastorno, también padecen otras enfermedades, como  depresión, trastorno de pánico, etc. que parecen estar influenciadas por químicos cerebrales, como la serotonina.
 
El elemento clave del TAG es la preocupación persistente, excesiva e injustificada acerca de la salud, el dinero, el trabajo, etc. que duran 6 meses o más.
La angustia justificada, como ser acerca de problemas económicos después de perder el trabajo, no es un signo de TAG y es común en todas las personas.  Los pacientes con este trastorno pueden experimentar gran número de otros síntomas tanto físicos como emocionales, como ser temblores, dolores musculares, inquietud, insomnio, sudoración, malestar abdominal, dificultades de concentración, mareos e irritabilidad.  Los síntomas varían según la persona, pero al menos debe haber seis presentes para hacer diagnóstico de TAG.
 
LA PREOCUPACIÓN EN EL TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA
 
Los pacientes se preocupan frecuentemente y con mucha intensidad, mucho más que las demás personas en las mismas circunstancias.
La ansiedad es muy difícil o imposible de controlar y puede interferir en la capacidad de concentración del paciente o en otras áreas.  El trastorno causa dificultades de memoria porque se malgasta tanta energía en preocupaciones inútiles que disminuye mucho la capacidad del sujeto para procesar información.
 
DIFICULTADES EN EL DIAGNÓSTICO
 
El TAG puede ser difícil de diagnosticar.  Se presenta con los síntomas obvios y dramáticos y además con crisis súbitas de pánico que caracterizan algunos trastornos de ansiedad.  No se debe a una experiencia traumática específica como por ejemplo el trastorno por estrés post traumático.  Tampoco es una respuesta a estímulos específicos, como ocurre en las fobias.  Por estos y otros motivos es muy útil la consulta con un especialista.
Los síntomas físicos del TAG son comunes a otras enfermedades y en estos pacientes habitualmente coexisten otros trastornos, como ser trastorno de pánico, depresión o abuso de sustancias.   Si este es el caso, el especialista decidirá cuál de los trastornos merece atención primero.  En muchos casos el Trastorno de Ansiedad desaparece al ser controlados los trastornos coexistentes.  En otros casos, el TAG es el problema primario y como tal debe ser tratado primero.  Es por tanto imprescindible que el paciente proporcione una historia detallada al especialista, antes de proceder con el tratamiento.
 
¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DEL TRASTORNO Y QUIÉNES LO PADECEN?
 
Más de 5% de las personas padecerán un Trastorno de Ansiedad Generalizada en algún momento de su vida.  Los investigadores no han identificado una causa clara para el TAG, pero la mejor evidencia sugiere que factores biológicos, entorno familiar y experiencias de vida son factores importantes para el desarrollo del trastorno.  Parece ser que algunos individuos están genéticamente predispuestos a desarrollar TAG.  Además, los hijos de padres ansiosos, aprenden a ver el mundo como un lugar amenazador y peligroso.  Estas personas tienen más probabilidades de desarrollar un TAG.  El trastorno se manifiesta frecuentemente antes de los 20 años pero puede aparecer a cualquier edad, ya sea en la infancia o después de los 30 años o más.  El estrés frecuentemente desencadena el trastorno.  En los meses o años anteriores a su aparición, muchos pacientes relatan un aumento de las situaciones estresantes, como ser la muerte de un familiar, enfermedades médicas, pérdida del trabajo, divorcio, etc.  El estrés causado por acontecimientos positivos, como contraer matrimonio, el nacimiento de un hijo, un nuevo trabajo, también pueden  desencadenar el trastorno.  Pero los profesionales de salud mental aseguran que el estrés es sólo un catalizador y NO la causa del trastorno.  El estrés parece contribuir al desarrollo del TAG en las personas que ya padecían ansiedad crónica.
 
TRATAMIENTO
 
Afortunadamente hay una variedad de tratamientos exitosos disponibles para este trastorno.  Los tratamientos exitosos incluyen terapia cognitivo - comportamental, que busca cambiar la forma en que los pacientes piensan y responden frente a situaciones problemáticas.  En algunas personas, las técnicas de relajación y el ejercicio físico contribuyen a disminuir la ansiedad.  La medicación también tiene probados efectos en disminuir los síntomas de ansiedad.  No hay un tratamiento único para el TAG.  Los programas terapéuticos deben ajustarse a cada persona.  En muchos casos, el terapeuta usará una combinación de métodos terapéuticos.
 
TÉCNICAS DE CONTROL DE LA ANSIEDAD
 
Algunas personas con TAG manifiestan haber recuperado el control de su vida sin medicación o psicoterapia extensa, aprendiendo técnicas de control de la ansiedad.
La contracción y relajación muscular sistemática, una técnica conocida como relajación muscular progresiva, y otras, han ayudado a gran porcentaje de pacientes.  Algunos manifestaron que un programa de ejercicios físicos, que tal vez no requiera más de 30 minutos por día y no más esfuerzo que una caminata enérgica, proporcionan gran alivio.
La meditación, el yoga, los masajes y las técnicas bioenergéticas son otras herramientas que pueden beneficiar a muchas personas.
La respiración controlada y el reenfoque de los pensamientos también pueden ayudar a disminuir la ansiedad.
Estas técncias no proporcionan alivio inmediato. Como regla, comienzan a verse los beneficios gradualmente y deben practicarse regularmente para obtener beneficios duraderos.
 
 
TERAPIA COMPORTAMENTAL
 
Intenta ayudar a los pacientes modificando y aprendiendo a controlar las conductas no deseadas.  Un beneficio de esta técnica es que el paciente participa activamente en su propia recuperación y desarrolla habilidades que podrá seguir usando aún después de finalizada la terapia.
 
TERAPIA COGNITIVA
 
Entender el proceso del pensamiento propio y cómo evaluar las situaciones perturbadoras ayuda a algunas personas a controlar su ansiedad.  La terapia cognitiva está diseñada para disminuir la ansiedad brindando a los pacientes la habilidad para evaluar situaciones de una forma más realista.  Los pacientes deben ser entrenados para identificar pensamientos ansiosos y fuera de la realidad y desarrollar técnicas de respuesta efectivas.   Esta  terapia también puede ser complementada con instrucción acerca de cambios de comportamiento y estilos de vida, destinados a disminuir el estrés.  Muchos terapeutas usan una combinación de terapia cognitivo comportamental.
 
MEDICACIÓN
 
La medicación puede ser extremadamente beneficiosa en el tratamiento del TAG, particularmente porque provee alivio rápido para la ansiedad y permite avanzar mejor en la terapia.  La medicación es generalmente usada en combinación con otros tratamientos.  Como cada organismo responde de manera diferente, deberán probarse los diferentes medicamentos y dosis para identificar la mejor prescripción para cada paciente.  En algunos casos, las drogas deberán administrarse sólo en base a demanda y muchas veces el tratamiento farmacológico será interrumpido totalmente. En otros casos la terapia farmacológica a largo plazo será necesaria.
Hay una gran variedad de fármacos ansiolíticos, de los cuales el médico escogerá el mejor para cada paciente, así como nuevos fármacos llamados antidepresivos, que pueden ser particularmente útiles en algunos pacientes.  La elección del fármaco se basa en circunstancias individuales, incluyendo la severidad del trastorno, los potenciales efectos secundarios y la habilidad de cada paciente para cumplir con las indicaciones de forma correcta.
La terapia farmacológica habitualmente dura varios meses y algunos pacientes pueden requerir medicación por un año o incluso más.  La decisión del médico sobre qué medicación prescribir a cada paciente debe estar basada, en parte, en cuánto tiempo se espera que dure el tratamiento.
 
¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO ADECUADO?
 
En el Uruguay los psiquiatras y buena parte de los psicólogos están aptos para reconocer un TAG e incluso para tratarlo o referirlo a un especialista. Los profesionales de atención primaria (médicos generales entre otros), están aprendiendo cada vez más cómo reconocer y tratar un TAG o derivar los pacientes a un especialista apropiado.
 
¿CÓMO SABER SI SE PADECE UN TAG?
 
En el mundo agitado en que vivimos, muchas cosas pueden despertar ansiedad.  Pero los síntomas de TAG no son los mismos que el estrés que experimentan otras personas.  Los trastornos de ansiedad son enfermedades médicas reales.  Los tratamientos ofrecen esperanza y el primer paso es buscar ayuda.
 
Conteste sí o no a las siguientes preguntas:
 
1) Usted tiene problemas como:
 
SI   NO   Preocupación excesiva, presente la mayoría de los
            días por lo menos 6 meses o más?
 
SI   NO   Preocupación irracional acerca de un gran número de
             eventos o actividades como ser trabajo, estudio o
             salud?
 
SI   NO   Incapacidad para controlar la preocupación?
 
2) Si usted presenta por lo menos tres de los siguientes síntomas, es posible que tenga un TAG.
 
SI   NO   inquietud, excitacion, sensación de tener los "nervios
            de punta".
 
SI   NO   cansancio fácil
 
SI   NO   dificultad para concentrarse.
 
SI   NO   irritabilidad
 
SI   NO   tensión y contractura muscular.
 
SI   NO   dificultades para conciliar el sueño o para
             mantenerlo
 
SI   NO   su ansiedad interfiere con su vida diaria?
 
3) Si Ud. presenta más de una afección puede ser difícil el diagnóstico y el tratamiento.  Algunas afecciones que frecuentemente complican los trastornos de ansiedad son depresión y abuso de alcohol y/o drogas.  Por favor tómese unos minutos para contestar las siguientes preguntas:
 
SI   NO   ha experimentado cambios en el ritmo del sueño o
            hábitos alimentarios?
 
SI   NO   se ha sentido triste o deprimido la mayoría de los
            días?
 
SI    NO  se ha sentido con falta de interés la mayoría de los
            días?
 
SI   NO   se ha sentido inútil o culpable la mayoría de los
             días?
 
4) Durante el pasado año, el uso de alcohol o drogas:
 
SI    NO   resultó en incumplimiento de sus responsabilidades
              ya sea en el trabajo, los estudios o la vida familiar?
 
SI   NO   lo colocó en una situación de peligro por ejemplo
             manejar bajo la influencia de sustancias?
 
SI   NO   determinó un arresto o llamado al orden?
 
SI   NO   causó problemas a Ud. o a sus seres queridos?
 
En caso de sospechar que Ud. tenga un trastorno de ansiedad generalizada consulte un profesional experimentado en el tema.