Historia

En el año 1985, la Dra. Raquel Zamora y la Psicóloga Airam Martínez resolvieron crear un consultorio privado para la atención integral del paciente adolescente. Con cinco años de experiencia prestando servicios en la Policlínica de Adolescentes de  la Cátedra de Pediatría “A” de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, con sede en el Hospital Pereira Rossell, crearon un modelo semejante, adaptado a la salud mental y dedicado a adolescentes sin cobertura en los servicios de Salud Pública.

 Se diseñó una ficha de recolección de datos incluyendo motivo de consulta, desarrollo de la conflictiva, desempeño escolar, social, familiar, tiempo libre, antecedentes personales y familiares y se seleccionaron escalas e inventarios para indagar, con mayor profundidad, trastornos específicos, por ejemplo: déficit atencional con hiperactividad, depresión, ansiedad, impulsividad, trastorno de conducta alimentaria, entre otros.

En 1989 se incorporó al equipo la psicóloga Bettina Porcaro, comenzando a trabajar en psicodiagnóstico y como co-terapeuta, tanto en consultorio como en domicilio. Para las internaciones domiciliarias se requirió de acompañantes terapéuticos y así varios estudiantes avanzados de psicología o graduados recientes comenzaron a desarrollar la tarea. Como filosofía de trabajo la interacción entre los diferentes del equipo se da en forma permanente. El primer grupo de psicólogos pasantes para entrenamiento funcionó durante el año y a posteriori dos psicólogas quedaron  integrando el equipo estable: Adriana Pérez y Claudia Gazzo.
Durante estos años también se hicieron trabajos de psico-educación en diferentes instituciones educativas de Montevideo públicas y privadas, talleres para padres, cursos de profundización en atención del adolescente para profesionales, asesoramiento para proyectos de trabajo en comunidad, trabajos de investigación clínica.       

La experiencia de trabajo en equipo se comenzó a trasmitir a colegas a través de la participación en jornadas, talleres y congresos en el Uruguay, Argentina y Brasil inicialmente y luego en otros países de América Latina (Chile, Paraguay, Perú, Bolivia, Venezuela, Guatemala, Cuba, México) para continuar con presentaciones en Estados Unidos (Berkeley), Europa (Madrid, Hamburgo, Berlin) y  Australia (Sydney).  Los resultados de los trabajos se publicaron en revistas científicas de la Sociedad  Uruguaya de Pediatría, Sociedad de Psiquiatría del Uruguay, Sociedad de Ginecología de la Infancia y Adolescencia, Revista Argentina de Psicología Clínica, entre otras. A solicitud de la Organización Panamericana de la Salud, se entregó para su publicación el trabajo “Tiempo libre del adolescente uruguayo”.
El que inicialmente fuese un Centro para la Atención multidisciplinaria de adolescentes, extendió su población asistencial, primero también a adultos y luego a niños, la Dra. Mariana Mas Brochado se incorporó, en el año   ___ para dichos fines.

El equipo de psicólogos y médicos aumentó, así se integraron las psicólogas Beatriz Keimbaun (1998), Mariana Arezo (    ), Cecilia Urrestarazú (     ), Maite Peyrou (       ) y el Dr. Luis Itté  (2003).   La diversa formación de cada uno de los profesionales ha  permitido brindar a cada consultante la estrategia más adecuada.   La integración de técnicas psicológicas y biológicas, enriquece el abordaje y ha demostrado ser  la de mejores resultados.

A los 26 años de su fundación, el centro continúa siendo una institución de referencia en nuestro país, destacados profesionales de la salud de Montevideo y resto del país continúan derivando aquellos pacientes que requieren para su tratamiento de un equipo con  la trayectoria y la experiencia de CAPTA.